Ante la necesidad nutricional... Alimento Funcional

El trabajo, los hábitos y sobre todo los gustos, hacen que nuestras dietas no sean todo lo equilibradas que debieran

Por tanto, esas lagunas nutritivas pueden ser sustituidas en parte por los componentes de los alimentos funcionales. Está demostrado científicamente que un alimento funcional es aquel que aporta un beneficio para una o varias funciones del organismo mejorando el estado de salud y bienestar, además de aportar nutrientes. También ejercen un papel preventivo al reducir los factores de riesgo que provocan la aparición de enfermedades.

Este alimento surge de la necesidad de compensar una alimentación desequilibrada, muy rica en grasas saturadas, y pobre en determinadas grasas insaturadas, minerales, vitaminas y fibra.

Entre los alimentos funcionales más significativos se encuentran:

  • Leches enriquecidas: con ácidos grasos omega-3; ácido oleico; ácido fólico; calcio; vitaminas A y D; fósforo y cinc.
  • Leches infantiles de iniciación y de continuación: con ácidos grasos, vitaminas y minerales.
  • Yogures enriquecidos: con calcio y vitaminas A y D.
  • Leches fermentadas: con ácidos grasos omega-3; ácido oleico; bacterias prebióticas específicas.
  • Zumos enriquecidos: con vitaminas y minerales.
  • Cereales fortificados: con fibra y minerales (hierro).
  • Pan enriquecido: con ácido fólico.
  • Huevos enriquecidos: con ácidos grasos omega-3.
  • Margarinas enriquecidas: con fitosteroles.
  • Sal yodada: con yodo.

¿Cuándo es recomendable su uso?

Los alimentos funcionales pueden formar parte de la dieta de cualquier persona, quedando indicados de manera especial para personas con específicas necesidades nutricionales como son los niños; las embarazadas y los ancianos; así como aquellas personas con estados carenciales y con riesgos de determinadas enfermedades (cardiovasculares, gastrointestinales, osteoporosis, diabetes, etc.), e intolerancias a determinados alimentos.

No obstante, a pesar de estas ventajas no debemos olvidar que estos alimentos no curan ni previenen por sí solos enfermedades y no son indispensables en la dieta, por lo que nunca deben sustituir a los nutrientes indispensables.

Los zumos enriquecidos son uno de los alimentos funcionales mas habituales


 Etiquetas: , , ,

 Categorías: